Brincar

Brincar surgió en abril 2010 por iniciativa de dos madres de niños con autismo, Carina Morillo, mamá de Ivan, y Soledad Zangroniz, mamá de Ramiro, con la convicción que todos tenemos derecho a la felicidad, a través de una vida digna, de calidad y plena ciudadanía, y que por eso, es también posible la felicidad en el autismo, si se aseguran los apoyos necesarios y el acceso integral a todo el abanico de posibilidades que presupone una calidad de vida plena.
Esta mirada implica situar a la persona, con todos sus intereses, motivaciones y grupo de apoyo – familiares, profesionales, amistades y vínculos con la comunidad -, en el centro de la planificación, y no su patología.

Leave a Comment

uno + 8 =